Recién recolectado del campo.


El abecé de la verdura de Behr


KoliRico® (Colirrábano)

Toda la información de un vistazo

Empezamos desmontando un mito: en muchos sitios aún se sigue insistiendo en que los KoliRico® grandes siempre tienen fibras. ¡No es cierto! El contenido de fibras depende en primer lugar de la variedad escogida. Los tubérculos ovalados o redondos muestran que la planta ha estado sometida a situaciones de estrés durante la fase de crecimiento en el campo. Así pues, a la hora de hacer la compra, preste atención a la forma externa del KoliRico®: debe ser plana y ovalada, con depresiones suaves en la parte superior.

A pesar de los avances tecnológicos, la cosecha del colinabo sigue representando un arduo trabajo a mano. Es importante que la parte inferior del tubérculo no resulte dañada ni se ensucie mientras se recoge. Además, debe cuidarse la parte verde, ya que las hojas son un indicador importante de su frescura.

Por lo general se aprovecha únicamente el tubérculo, aunque en algunas regiones de Alemania también se consumen las hojas. Para almacenar el colinabo en casa, corte las hojas del tubérculo y guarde ambos por separado en el frigorífico. El colinabo se emplea principalmente en forma cocinada. También es muy sabroso crudo con un poco de salsa Dipp.

Sugerencia receta:

Receta del mes

es Receta del mes