Recién recolectado del campo.


El abecé de la verdura de Behr


Espinaca

Toda la información de un vistazo

La espinaca pertenece a la familia de las Amaranthaceae (antes conocida como Chenopodiaceae) y está estrechamente emparentada con la remolacha y la acelga. Es originaria de Asia (Cáucaso) y ya estaba ampliamente extendida por el área del Mediterráneo en la Antigüedad. Las espinacas llegaron a España hace más de 1000 años de la mano de los árabes y los cruzados. Desde allí se extendieron a toda Europa y en la actualidad se cultivan en todo el mundo.

Al pensar en las espinacas, a la mayoría se le viene a la cabeza los productos congelados y la alimentación para bebés, pero en lo que respecta al sabor, la espinaca fresca es inigualable. Le ofrecemos dos variedades de espinaca:

Espinaca «normal»

Bajo la denominación «espinaca» le ofrecemos la conocida variedad con tallos gruesos y hojas robustas y carnosas. Para ello cultivamos aquellas variedades que se mantienen durante largo tiempo en el campo sin florecer. La preferencia recae sobre los tipos resistentes a las heladas. Con 200 semillas/m², la densidad de las semillas es tan solo una cuarta parte de la espinaca baby.

Espinaca baby

Como espinaca baby se recolectan únicamente las hojas más jóvenes. La selección de la variedad y la densidad de semillas son esenciales para la calidad del producto. Para la siembra deben emplearse variedades que forman desde el principio hojas uniformes y erguidas. Se busca obtener hojas redondas con tallos cortos con un aspecto ligeramente pálido y una estructura carnosa. Lo que se comercializa son las hojas sueltas cortadas.

La espinaca se siembra directamente sobre bancales ya preparados de antemano. Esta planta requiere días cortos, en caso contrario, echa flores y deja de poder aprovecharse. En la actualidad, no obstante, existen numerosas variedades, y con un plan de cultivo adecuado es posible solucionar este problema. Por lo general, la espinaca prefiere suelos profundos y ligeros en los que puede extender las raíces hasta más un metro de profundidad. Un buen suministro de agua es importante porque las espinacas reaccionan de forma especialmente sensible al encharcamiento. Por tanto, el norte de Alemania ofrece, tanto desde el punto de vista climático como por las características del suelo, las condiciones ideales para el cultivo de la espinaca.

Para poder aprovechar el mayor número de nutrientes, la espinaca debe consumirse fresca y preparada sin cocinarla en exceso.

En el caso de las espinacas habituales de hojas grandes, se recomienda retirar los tallos tras lavar las hojas. La preparación tradicional es cocida.

La espinaca baby está lista para ser consumida y únicamente necesita lavarse previamente. Con sus delicadas hojas y sabor suave, es ideal para consumirla cruda en ensalada o en forma de batido. Admite todo tipo de aliños. No obstante, las delicadas hojas deben cubrirse con cuidado con el aliño para poder disfrutar de su sabor de forma ideal. Nuestra espinaca baby también es un excelente acompañamiento para pasta, por ejemplo, salteada ligeramente en una sartén con aceite de oliva y ajo, pimienta y sal.


Receta del mes

es Receta del mes